Columnas

La bula

La peseta se nos muere sin remedio. En su necrológica nos recuerdan que era el precio de un chicle Bazooka, de una chocolatina Nestlé, de una entrada de gallinero en el cine del barrio, pero nadie menciona que era el precio de una Bula de la Santa Cruzada en los años cuarenta y posteriores. La Bula de la Santa Cruzada (no me la confundan con el Sumario de Vivos o Indulto Apostólico para el consumo de carnes, que valía seis reales) era un procedimiento recaudatorio ideado por la Iglesia en el siglo XV, aunque su práctica debe ser anterior, como nos enseñan aquellos versos del Arcipreste de Hita que dicen: “Yo vi a muchos monjes en sus predicaciones/ denostar al dinero e a sus tentaciones./ En cabo por dinero otorgan los perdones,/ absuelven el ayuno e fazen oraciones”.

Me veo obligado a estas precisiones porque los lectores más jóvenes no sabrán de qué estoy hablando. Ellos, afortunados, han nacido en tiempos de vacas gordas, sin cartillas de racionamiento y sin ejercicios espirituales que los acojonen con la condena al fuego eterno por un quítame allá esas pajas. No sé si podrán creer que hubo un tiempo no muy lejano en que uno podía ir al infierno por comer chorizo en viernes. La abstinencia y el ayuno reforzaban la virtud contra las dos grandes concupiscencias que acechaban, como un cáncer, la salvación del alma: la avidez de la comida (gula) y el apetito sexual (lujuria). Dos concupiscencias estrechamente vinculadas, por cierto, puesto que, como la experiencia demuestra, cuando se disminuye la ingesta de alimentos, el vigor sexual decrece. No sería la primera vez que uno se pone a dieta para estilizar la figura en vísperas de un lance amoroso y luego da gatillazo en el instante supremo.

Parece que me aparto del tema. Lo que intentaba decir es que por una peseta el párroco te facilitaba un documento pontificio lleno de sellos y latines que prestigiaba a la familia titular. Ahora la peseta es una lentejita de aluminio que ni siquiera se ve porque no vale nada. En realidad todas las cosas fundamentales de cuando éramos jóvenes se han quedado en nada. Todo se ha devaluado, empezando por los ayunos y las abstinencias y terminando por el propio infierno que de ser una sala de tormentos con fuego y hierros candentes, nos lo han dejado en mero estado de conciencia. No hay color.

(El mundo - 2001)

Noticias

  • 08-05-2019
    El 14 de mayo saldrá a la venta La conquista de América contada para escépticos. En un alarde de estilo y maestría ya familiar para su gran público, Eslava Galán nos sumerge en la conquista de América y las apasionantes vidas de sus protagonistas.
  • 12-09-2018
    El próximo 25 de Octubre sale a la venta La familia del Prado. Libro conmemorativo del 200 aniversario del Museo del Prado con el inconfundible estilo ameno y riguroso de Eslava Galán.
  • 04-05-2018
    El 15 de Mayo sale a la venta la nueva obra divulgativa de Juan Eslava Una historia de toma pan y moja. Este libro compendia la historia de España a través de sus cocinas y despensas en edición de bolsillo.

Libros descatalogados