Columnas

López de Vega

Un cartel anuncia el próximo “concierto” de la cantante Rosario en el teatro López (sic) de Vega. He indagado y me dicen que la sala se sigue llamando Lope, no López. En la estupenda pifia ha debido conchabarse la ignorancia del cajista de imprenta con la del organizador del concierto, ninguno de los cuales sabrá quién fue el Fénix de los Ingenios. Aunque, en el fondo, ¿qué más da que a Lope de Vega lo llamen López si, en los tiempos que corren nada es lo que parece y todo es provisional y perecedero? Por ejemplo, Rosario, cuando se llamaba Rosarito, era una chica escurrida y ósea. Ahora, ya Rosario, sigue igual de escurrida, pero han retocado la foto del cartel hasta conseguir que parezca maciza.

Abro el periódico y me topo con la noticia de unos padrinos de la gitanidad andaluza presuntos sospechosos de malversación de fondos gubernativos -trescientos milloncejos de nada-, de falsificación de documentos, de blanqueo de capitales, de tráfico de drogas, de extorsión y de no sé cuántos delitos más. O sea que tampoco eran lo que parecían esos prohombres que hasta ayer concitaban nuestra simpatía al verlos tan en su papel, liderando la lucha por los derechos de su pueblo y por la supervivencia cultural de la estupenda etnia que lleva sangre de reyes en la palma de la mano.

Las apariencias engañan, sí. Ahí tenen a Imperio Argentina contando en sus memorias que Hitler se la quiso llevar al catre, pero ella le dio nones en su condición de Carmen con bata de cola, pero cristiana y decente. Por cierto que, según Imperio, aquel Führer físicamente insignificante y más bien feo hasta en las fotos oficiales era, en realidad, “un hombre atlético, musculado, de buen cuerpo (...) deportista (...) de rostro perfecto y muy lindo” salvando lo del bigotito de charlot. O sea un seductor, al que, no obstante, ella rechazó con su decencia española, el acero Krupp de las decencias de entonces. Uno no sabe qué pensar ni a quien creer, porque, al mismo tiempo, se publica un libro documentadísimo del que se desprende que Adolfo Hitler nunca pudo encalabrinarse con nuestra actriz porque su preferencia sexual iba por otro camino, si bien nunca se determinó a salir del armario.

En fin, que vivimos en un mundo de apariencias, en un universo donde todas las certezas son revisables y provisionales. Después de todo, puede que tengan razón los que llaman López de Vega al Fénix de los Ingenios. Así resulta más actual.

(El Mundo - 2001)

Noticias

  • 08-05-2019
    El 14 de mayo saldrá a la venta La conquista de América contada para escépticos. En un alarde de estilo y maestría ya familiar para su gran público, Eslava Galán nos sumerge en la conquista de América y las apasionantes vidas de sus protagonistas.
  • 12-09-2018
    El próximo 25 de Octubre sale a la venta La familia del Prado. Libro conmemorativo del 200 aniversario del Museo del Prado con el inconfundible estilo ameno y riguroso de Eslava Galán.
  • 04-05-2018
    El 15 de Mayo sale a la venta la nueva obra divulgativa de Juan Eslava Una historia de toma pan y moja. Este libro compendia la historia de España a través de sus cocinas y despensas en edición de bolsillo.

Libros descatalogados