Columnas

Lecturas

Se avecinan fríos, se avecinan campañas publicitarias navideñas y se avecina, eso es lo peor, la Navidad propiamente dicha. En esa tesitura, y aprovechando que anochece pronto y el tiempo desapacible invita al recogimiento, lo mejor es comprar un libro y reanudar ese hábito tan elegante, tan fino, tan placentero, de la lectura.

¿Placentero? Sí, hombre. Ya sé que ha tenido malas experiencias, que a veces ha comprado libros imprescindibles que luego han resultado un tostón, pero esa decepción no debe alejarlo de la lectura. En esta nueva singladura como lector, lo primero que debe hacer es ignorar a los críticos profesionales. El crítico es un padre de familia que se gana las habichuelas escribiendo varias recensiones semanales de obras que no ha tenido materialmente tiempo de leer, casi siempre libros que le envían los amigos escritores o los compromisos editoriales de su propio periódico, libros que tiene que promocionar aunque le parezcan detestables. Pero claro, un crítico que se precie debe, de vez en cuando, dar algún estacazo. Entonces aprovecha que ha caído en sus manos el libro de un autor desconocido o de un escritor perteneciente al periódico rival para crucificarlo sin misericordia, aunque el libro no sea malo del todo, aunque sea francamente bueno. O sea, no se fíe de los críticos. ¿De quién me fío yo entonces, dirá el presunto lector, si soy una persona desorientada que anda a ciegas por este laberinto de papel impreso? Fíese de sus propios gustos. Si a usted lo entretiene la novela policiaca, la histórica, la de ciencia ficción, el bestseller de amor o de conspiraciones políticas de altos vuelos, el ensayo... no se prive. Léalo y disfrute, aunque al crítico que se la coge con papel de fumar le parezca una basura. Y si ha intentado leer libros canónicos, pongo por caso Rayuela de Cortázar, o el Ulises de Joyce y no ha podido con ellos, no se me acompleje. No hay mejor prueba que leer las primeras diez páginas del libro. Hágalo y, si no consiguen interesarlo, abandónelo sin remordimiento. La vida es breve y nos queda poco tiempo para vivirla y para leer libros divertidos e interesantes.

Por cierto, yo tampoco he podido con Rayuela, ni con Ulises. El objetivo principal de este sermón dominical era confesarlo a mis lectores y animarlos a que también ellos salgan del armario de las preferencias literarias. Lo hago extensivo a las sufridas lectoras que adquieren todos los libros de algún famoso y sensible autor y luego no tienen ovarios de leerlos.

(El mundo - 2001)

Noticias

  • 08-05-2019
    El 14 de mayo saldrá a la venta La conquista de América contada para escépticos. En un alarde de estilo y maestría ya familiar para su gran público, Eslava Galán nos sumerge en la conquista de América y las apasionantes vidas de sus protagonistas.
  • 12-09-2018
    El próximo 25 de Octubre sale a la venta La familia del Prado. Libro conmemorativo del 200 aniversario del Museo del Prado con el inconfundible estilo ameno y riguroso de Eslava Galán.
  • 04-05-2018
    El 15 de Mayo sale a la venta la nueva obra divulgativa de Juan Eslava Una historia de toma pan y moja. Este libro compendia la historia de España a través de sus cocinas y despensas en edición de bolsillo.

Libros descatalogados