Columnas

Los Reyes

Un amigo acude a mi consulta –y se me bebe las últimas reservas de whisky que me quedaban, del bueno, la botella que atesoro detrás de los tomos de la “Summa Teológica” de Santo Tomás- para contarme, abatido, que su hija adolescente le exige para los Reyes de este año unas tetas de silicona como las de Geena Davis, la suculenta giganta de “Thelma and Louise”.

-No sabía que las domingas de Geena Davis fueran de silicona- confesé, abatido.

-No hombre, digo grandes como las de Geena Davis.

Bebimos en silencio mientras yo reflexionaba sobre las contingencias de la condición humana: las tetas, uno de los motores de la humanidad, como es sabido, dado que tiran más que dos carretas. O sea, para que se vea el absurdo de la moda: en las etapas de tasas demográficas altas, el modelo canónico es el de la mujer fecunda, pechugona y amamantadora. Recuerden los años cincuenta, imperante Franco, el que daba premios de natalidad pero no predicaba con el ejemplo. Entonces admirábamos a las actrices carnales capaces de llenar de teta la pantalla en blanco y negro del cine. Llegan los setenta, se desploman los índices de natalidad, nos destetan y se pone de moda mozuela escurrida, tipo Twiggy. Ahora a los americanos les da por la silicona, y nosotros, humilde satélite del imperio, todos de cabeza por la teta grande, la que en medio de la dulce refriega te infunde la sospecha de si no te estarás entusiasmando con un cuarto de kilo de gelatina de aceite de soja y eso descorazona a cualquiera. O sea que esto desestabiliza a las personas sensibles más que el tradicional estrés navideño.

-Lo he intentado todo –confesó mi amigo-, incluso me he ofrecido a comprarle media docena de Gemma Bra, un diseño de ingeniería capaz de aumentar dos tallas sin ciriugía, pero la niña se emperra en la silicona. Y luego vendrán los efectos colaterales porque, después de operarse, la niña tendrá que renovar toda su flota de sujetadores.

-¿Le has razonado que Pamela Anderson y Leticia Sabater y muchas mujeres se quitan las tetas después de ponerselas?

-Sí, pero sigue emperrada: dice que si no se siente cómoda, en los Reyes del año que viene le puedo pagar otra operación para reducirlas.¿Qué me aconsejas?

-Hazte republicano. Una economía débil como la nuestra no puede sostener a unos Reyes tan caros y tan inútiles.

(El Mundo - 2001)

Noticias

  • 08-05-2019
    El 14 de mayo saldrá a la venta La conquista de América contada para escépticos. En un alarde de estilo y maestría ya familiar para su gran público, Eslava Galán nos sumerge en la conquista de América y las apasionantes vidas de sus protagonistas.
  • 12-09-2018
    El próximo 25 de Octubre sale a la venta La familia del Prado. Libro conmemorativo del 200 aniversario del Museo del Prado con el inconfundible estilo ameno y riguroso de Eslava Galán.
  • 04-05-2018
    El 15 de Mayo sale a la venta la nueva obra divulgativa de Juan Eslava Una historia de toma pan y moja. Este libro compendia la historia de España a través de sus cocinas y despensas en edición de bolsillo.

Libros descatalogados