Columnas

La visita

Hay que ver la que han liado comentaristas y columnistas, por un quítame allá esas pajas con la visita del señor Jatamí y sus peculiaridades protocolarias.

Este hombre viene cargadito de petrodólares, millones a espuertas, y de estupendas posibilidades de inversión en su país para casi todos nuestros sectores económicos. ¿Qué más da que en su presencia no se pueda beber alcohol o que no le estreche la mano a las señoras? Si tendemos a una sociedad multicultural debemos admitir las peculiaridades del extranjero, siempre que no atenten contra los derechos humanos, naturalmente. Por ejemplo: es inadmisible que se practique la ablación del clítoris en nuestro territorio y que las niñas lleven un pañuelo en la cabeza en nuestras escuelas públicas, pero ¿qué más da que los musulmanes abominen del alcohol y del cerdo? Es más: ¿qué sería del jamón de bellota y de los buenos vinos andaluces y españoles, todos con una producción forzosamente limitada, si los potentados islámicos se cebaran en ellos? Acapararían toda la producción, los precios se pondrían por las nubes y el aficionado español no volvería a catar esas delicias.

Que Jatamí no le estrecha la mano a las señoras ¿Y qué más da? ¿No les sonríe y les hace una graciosa inclinación de cabeza, como un caballero? Pues ya es bastante. Mejor eso que el abrazo de oso que le propinó cierto generalote sudamericano a la Reina.

Hay otra cuestión. ¿Nos hemos parado a pensar en lo antihigiénico de nuestras costumbres sociales? Según las encuestas más autorizadas el 98% de los españoles varones no se lava las manos después de miccionar y el 67%, que confiesa en encuesta secreta hurgarse con el dedo en la nariz, especialmente cuando van en coche y se detienen en un semáforo (el 23%, remata, además, la faena amasando una bolita) tampoco se lava las manos después de esta práctica. La mano es portadora de gérmenes, de bacterias, de microorganismos: mejor no darla ni tomarla. Jatamí, tampoco nos ha impuesto otras costumbres igualmente antihigiénicas que son moneda común en el mundo de la diplomacia. Esos besos en la boca de los líderes soviéticos, recuerden los labios salivosos de Breznev (y las cejas feroces); esos besos en las mejillas, siempre tres, que Yasser Arafat propina a sus interlocutores (recuerden también su boca, a lo Esther Cañadas, pero sin silicona, todo natural, e imaginen la experiencia).

(El Mundo - 2002)

Noticias

  • 08-05-2019
    El 14 de mayo saldrá a la venta La conquista de América contada para escépticos. En un alarde de estilo y maestría ya familiar para su gran público, Eslava Galán nos sumerge en la conquista de América y las apasionantes vidas de sus protagonistas.
  • 12-09-2018
    El próximo 25 de Octubre sale a la venta La familia del Prado. Libro conmemorativo del 200 aniversario del Museo del Prado con el inconfundible estilo ameno y riguroso de Eslava Galán.
  • 04-05-2018
    El 15 de Mayo sale a la venta la nueva obra divulgativa de Juan Eslava Una historia de toma pan y moja. Este libro compendia la historia de España a través de sus cocinas y despensas en edición de bolsillo.

Libros descatalogados