Columnas

Chapuzas

Tenía una puerta que no cerraba bien y dejaba pasar corrientes de aire. Intenté forzarla un poco y se me desprendió del marco, junto con media pared. Ya no se construye como antes, me dije, y eché mano de las páginas amarillas para buscarme una empresa de reparaciones, calidad garantizada, servicio esmerado, el cliente es nuestro amigo. Vino un técnico trajeado con una cartera de cuero de la que extrajo un bloc y un metro. Midió, dibujó un esquema a mano alzada, muy artístico, y me dijo: “Esta tarde le damos el presupuesto”. En efecto, me lo dieron, un poco alto, quizá, pero yo soy de los que prefieren pagar calidad y quedarme con la tranquilidad del trabajo bien hecho. Al día siguiente viene un operario se lleva la puerta vieja y me trae otra, no tan aparente como me la prometió el técnico de la víspera, pero en fin. “El técnico me dijo que me lo tendrían en veinticuatro horas”, le digo. “Ah, yo no sé nada. Yo al técnico no lo conozco. Nosotros somos una subcontrata”, me dice. “Ah”, digo yo. Al día siguiente vino el cristalero a ponerle los cristales a la puerta, de otra empresa subcontratada, y dos días después el pintor, otra subcontrata, que dio, en media hora, las tres capas “¿No hay que esperar a que se seque?”, le pregunté. “Mariconadas”, dijo,”para lo que me pagan, esto es lo que hay”. El razonamiento me pareció bueno. Lo que pasa es que yo había pagado novecientos euros por el servicio de la empresa prestigiosa y las tres subcontratas lo han realizado, mal, por sólo noventa y cuatro euros.

Estaba meditando sobre el asunto cuando oigo por la radio que el avión de Iberia que se ha dado una hostia en Melilla era de una subcontrata. Un avión pintado de Iberia en el que ni tripulación, ni mantenimiento, ni el avión eran de Iberia sino de una filial, Air Nostrum, que alquila aviones y tripulaciones a una tal Air Denim.

Yo también era de los que cuando los pilotos se ponen en huelga y me dejan tirado en el aeropuerto, me ponía a jurar en arameo y defecaba en los mengues de todos ellos. Ahora, visto el asunto más de cerca, los entiendo. Prefiero volar en aviones bien revisados, con tripulaciones igualmente revisadas y controladas (todo eso repercute en el precio del billete) mejor que en artefactos no tan mantenidos con tripulaciones no tan controladas. Se siente uno como más seguro, aunque esto de volar sea querer adelantarse a Dios.

Iberia, por favor, no subcontrates. No nos des estos sustos.

(El Mundo - 2003)

Noticias

  • 08-05-2019
    El 14 de mayo saldrá a la venta La conquista de América contada para escépticos. En un alarde de estilo y maestría ya familiar para su gran público, Eslava Galán nos sumerge en la conquista de América y las apasionantes vidas de sus protagonistas.
  • 12-09-2018
    El próximo 25 de Octubre sale a la venta La familia del Prado. Libro conmemorativo del 200 aniversario del Museo del Prado con el inconfundible estilo ameno y riguroso de Eslava Galán.
  • 04-05-2018
    El 15 de Mayo sale a la venta la nueva obra divulgativa de Juan Eslava Una historia de toma pan y moja. Este libro compendia la historia de España a través de sus cocinas y despensas en edición de bolsillo.

Libros descatalogados