Columnas

Escotes

En China las autoridades han limitado la longitud de los escotes femeninos, un coletazo de revisionismo maoísta digno de los peores tiempos de El Gran Timonel. Parece mentira que un país con tan larga memoria incurra en ingenuidad semejante, pero ya en la dinastía Ming, (la de los jarrones, casi todos falsos) hubo un prefecto de la provincia de Szechuan que prohibió que las damas visitasen los mercadillos mongoles si no iban envueltas en un chal o mantón pues los astutos comerciantes, con el pretexto de mostrarles cintas bordadas o zapatitos incrustados de nácar, se daban un banquete visual, y en algunos casos tactil, a través de los escotes. Que entonces las tetas estaban de moda lo muestra el hecho de que el esteta Su Ching consagre un tercio de su tratado El camino sublime a la hendidura rosada al estudio y clasificación de las mamas femeninas, entre las cuales distingue tres clases de pezón: el Granito de Arroz, La Semilla de Cerezo Fragante y la Luna Luciente que Anuncia Tormenta. Los dos primeros no están bien identificados pero el último parece casi seguro que sea el que aquí llamamos de castaña, grande, duro y turgente en la refriega, con amplia areola morena y un pelo o dos, que algunas damas poco avisadas suprimen (pero en Portugal respetan intonso, como el bigote). El Granito de Arroz, pezoncito de novicia adolescente, tiene, en cambio, la areola rosada y lampiña.

En España, en distintas épocas, también se ha querido limitar la magnitud del escote femenino, casi siempre sin éxito. El viajero Münzer encontraba que “las mujeres con excesiva bizarría van descotadas de tal modo que se les pueden ver los pezones” y el cronista Alonso de Palencia hablando de la sensación producida en la corte castellana por las damas portuguesas del séquito de la reina doña Juana: “descubren el seno hasta más allá del ombligo y cuidan de pintarse de blanco afeite desde los pies hasta la parte más alta del muslo para que al caer de sus hacaneas, como con frecuencia ocurre, brille en todos sus miembros uniforme blancura”. ¿Cabe mayor coquetería? Las damiselas lusas, con la primavera en la sangre, propensas a caer de espaldas, llevaban permanentemente maquilladas sus más íntimas regiones como quien siempre anda aparejado para el amor.

Ahora los lusos se han retirado de Macao y China prohibe los escotes. ¡No sé adonde vamos a ir a parar!

(El Mundo - 2000)

Noticias

  • 08-05-2019
    El 14 de mayo saldrá a la venta La conquista de América contada para escépticos. En un alarde de estilo y maestría ya familiar para su gran público, Eslava Galán nos sumerge en la conquista de América y las apasionantes vidas de sus protagonistas.
  • 12-09-2018
    El próximo 25 de Octubre sale a la venta La familia del Prado. Libro conmemorativo del 200 aniversario del Museo del Prado con el inconfundible estilo ameno y riguroso de Eslava Galán.
  • 04-05-2018
    El 15 de Mayo sale a la venta la nueva obra divulgativa de Juan Eslava Una historia de toma pan y moja. Este libro compendia la historia de España a través de sus cocinas y despensas en edición de bolsillo.

Libros descatalogados