Columnas

Los pinos

Anoche, esperando que mis hijos regresaran de la movida, me puse a pensar en lo que yo hacía cuando tenía la edad de ellos. Un verano me fui a Francia, de obrero eventual. Eramos quince o veinte trabajadores en medio de un monte. El capataz repartió azadas, nos señaló una especie de yerbajo verde, dijo algo así como il fo debruller les peti sapan y se marchó a tomarse una cerveza. Nos pusimos a la tarea. Cuando llevaba arrancados más de quinientos yerbajos de aquellos, uno de mis compañeros, un americano que hablaba español, me dijo: “¿Qué haces, macho?: estás cargándote los pinos. Lo que hay que hacer es limpiar las yerbas de alrededor - Me señaló uno de los yerbajos que acababa de arrancar-. Esto es un pino pequeñito.”

A la hora del bocadillo, me senté junto al americano. Su padre era millonario, propietario de una cadena de grandes almacenes, pero él se pagaba las vacaciones trabajando. “Sí que es agarrado tu padre”, le dije. “No. Lo hace para que aprenda el valor del dinero. Cuando era más pequeño, si le pedía cinco dólares para un capricho, antes de dármelos me hacía pasar la aspiradora por alguna sección de una de sus tiendas. Así aprende uno el valor del dinero.”

Llegaron por fin mis hijos, a las seis de la mañana, con las motos, la ropa de marca, los pendientes en las orejas, en la lengua y en el ombligo (piercing creo que se llama), los tatuajes y todos los caprichos y se me ocurrió contarles la historia de mi amigo americano.
-Si a ti te consuela contar batallitas, vale, papá –me dijo el mayor- pero no vayas por ahí diciendo que deforestaste media Francia, que como se enteren los de Green Peace se te puede caer el poco pelo que te queda.
-Peor todavía –dijo el segundo-. Es que los franceses son muy suyos y te pueden extraditar y meterte en chirona.
-No tengas cuidado –me tranquilizó el tercero-, porque a los veinte años prescriben los delitos. Ahora, si echas los papeles, con esos precedentes, hasta te pueden colocar de asesor forestal en el ministerio de Medio Ambiente.

O sea, yo les quería hablar del valor del dinero y ellos se quedaron con lo de los pinos. Se fueron a la cama y me dejaron allí pensando en qué hemos fallado los padres de mi generación.

(El Mundo - 2000)

Noticias

  • 08-05-2019
    El 14 de mayo saldrá a la venta La conquista de América contada para escépticos. En un alarde de estilo y maestría ya familiar para su gran público, Eslava Galán nos sumerge en la conquista de América y las apasionantes vidas de sus protagonistas.
  • 12-09-2018
    El próximo 25 de Octubre sale a la venta La familia del Prado. Libro conmemorativo del 200 aniversario del Museo del Prado con el inconfundible estilo ameno y riguroso de Eslava Galán.
  • 04-05-2018
    El 15 de Mayo sale a la venta la nueva obra divulgativa de Juan Eslava Una historia de toma pan y moja. Este libro compendia la historia de España a través de sus cocinas y despensas en edición de bolsillo.

Libros descatalogados