Columnas

Cortejo

Las parejas que pueblan las terrazas en la noche agosteña, corroboran la técnica básica del galanteo, lo que la naturalista Diane Ackerman denomina alimentación de cortejo, una pauta de conducta común a pingüinos, monos, escorpiones, luciérnagas y otras especies animales: la hembra exige al macho suculentos regalos alimenticios antes de copular con él. De este modo se asegura de que el galán será un buen proovedor de la prole que engendre. El novelista Simenón, un machista irrecuperable, lo exponía más crudamente: “Cuando tú estás calculando el tono exacto de los ojos de la amada, ella está calculando el montante exacto de tu cuenta corriente.”

La hembra aprecia también que el macho sea fuerte y saludable, para que los hijos que engendre sean robustos y hermosos. De aquí procede que el cortejador tenga que fingirse más fuerte de lo que es y su cortejo incluya huesos rotos en deportes de riesgo o la clásica costalada por alcanzar una flor del borde de un escarpe.
En las selvas caribeñas vive una rana gris arborícola cuyo macho atrae a la hembra por medio de enérgicas serenatas a la luz de la luna. La rana hembra sabe que cuanto más vigoroso sea el canto, más fortaleza genética transmitirá a su progenie el macho canoro. Por lo tanto sólo entregará su virginidad al que exhiba el vozarrón más potente. Lo malo es que la serenata nocturna atrae también al murciélago Trachops cirrhosus, un gourmet voraz cuyo bocado favorito es la rana gris. Algunas veces llega el murciélago y trunca la serenata antes de que la ranita y el rano viril hayan consumado el matrimonio. Entonces la joven viuda, con tremendo sentido práctico, se entrega al rano que quedó finalista.

La hembra del ave del paraíso es una modesta pajarita que mide la robustez de la descarga biológica del macho por la fortaleza y habilidad que demuestre haciéndole un nido. La competencia es tal que los machos optantes al virgo construyen verdaderos palacios y los adornan con vidrios, envases, trapos y otros vistosos desperdicios que recogen en los vertederos o roban del nido de algún competidor en cuanto éste se descuida.
O sea, que la feroz competencia galante forma parte del orden natural. Después de contemplar el mecanismo en toda su crudeza, francamente, se le quitan a uno las ganas de invitar a cenar a nadie.

(El mundo - 2000)

Noticias

  • 08-05-2019
    El 14 de mayo saldrá a la venta La conquista de América contada para escépticos. En un alarde de estilo y maestría ya familiar para su gran público, Eslava Galán nos sumerge en la conquista de América y las apasionantes vidas de sus protagonistas.
  • 12-09-2018
    El próximo 25 de Octubre sale a la venta La familia del Prado. Libro conmemorativo del 200 aniversario del Museo del Prado con el inconfundible estilo ameno y riguroso de Eslava Galán.
  • 04-05-2018
    El 15 de Mayo sale a la venta la nueva obra divulgativa de Juan Eslava Una historia de toma pan y moja. Este libro compendia la historia de España a través de sus cocinas y despensas en edición de bolsillo.

Libros descatalogados