Columnas

Negritud

La presentación de mi novela Escuela y prisiones de Vicentito González, que yo pretendía que fuera tan divertida e informal como el propio libro, se convirtió en un debate sobre el caso Ana Rosa Quintana, el plagio y la utilización de los negros literarios. Hasta hubo una señora que, entre dos canapés, abogó porque cada escritor español tenga su negro “para darles trabajo a los pobrecitos que llegan en pateras con una mano delante y otra detrás”. La señora no tuvo en cuenta que en España hay más escritores que negros en Africa. Aquí todo el mundo escribe, por eso hay tan pocos lectores. Por otra parte, como el caso Quintana ha demostrado, los negros literarios no son gente de fiar porque como suelen ser escritores fracasados, que se ponen al servicio de un famoso por cuatro perras para que el otro se lleve la fama y las ganancias, eso les cría mucha mala leche y propenden a putear al patrón. Recuerdo el caso de cierto catedrático de universidad central que explotaba a sus becarios encargándoles tesinas que después convertía en capítulos de sus libros. Le gastaban la faena de trastocarle las citas textuales, de manera que cuando se utilizan sus libros, fruto del trabajo ajeno, hay que andarse con pies de plomo y comprobar las fuentes a cada paso.

El plagio se ha convertido en una actividad tan cotidiana que plagiamos hasta los sentimientos. Borges decía que tenemos más memoria de los amaneceres que leemos que de los que presenciamos. Bien mirado, desde que la poetisa Safo inventó la poesía amorosa, hace más de dos mil quinientos años, escritores y enamorados repetimos los mismos tópicos. O sea, por decirlo de un modo original: no hay nada nuevo bajo el sol.

El plagio, la suplantación artística, el karaoke vital, forman parte de la condición humana. Piensen en la cantidad de gente, usted mismo por ejemplo, que ha oído contar un viaje o un suceso y después lo cuentan como propio. En 1967 acompañé a un gran arqueólogo nacional, máxima autoridad en cultura ibérica, a la cámara sepulcral de Toya, en Jaén. Después de recorrer en silencio las tres cámaras de la tumba se volvió hacia el insignificante estudiante que lo acompañaba, o sea, yo, y le hizo esta confidencia: “¡Esto es extraordinario! Llevo toda la vida escribiendo sobre Toya, y haciendo que la gente venga a verla, pero no sabía que fuera tan bonita”.

(El Mundo - 2000)

Noticias

  • 08-05-2019
    El 14 de mayo saldrá a la venta La conquista de América contada para escépticos. En un alarde de estilo y maestría ya familiar para su gran público, Eslava Galán nos sumerge en la conquista de América y las apasionantes vidas de sus protagonistas.
  • 12-09-2018
    El próximo 25 de Octubre sale a la venta La familia del Prado. Libro conmemorativo del 200 aniversario del Museo del Prado con el inconfundible estilo ameno y riguroso de Eslava Galán.
  • 04-05-2018
    El 15 de Mayo sale a la venta la nueva obra divulgativa de Juan Eslava Una historia de toma pan y moja. Este libro compendia la historia de España a través de sus cocinas y despensas en edición de bolsillo.

Libros descatalogados