Columnas

Bikini

En 1962 Úrsula Andress, rubia, maciza y estilizada, corrió con un sucinto bikini por una playa del Caribe huyendo de Sean Connery, joven, musculoso, pecho sin depilar, en la primera película de la mítica serie del agente 007. Ahora Úrsula, aquellos pechos alabastrinos que inspiraron tantos pecados en technicolor a los jóvenes de la España en blanco y negro (desafiando el reblandecimiento de la columna vertebral con que amenazaban médicos meapilas y confesores), aquellos pechos, digo, que después de 38 años sólo serán dos pellejitos fláccidos, puro polvo enamorado, vuelven a ser noticia porque el sostén que los contuvo sale a subasta en Christie´s de Londres. Úrsula está falta de pelas y se desprende del bikini mítico que hasta ahora guardó en un altillo de su casa de Berna.

Algún coleccionista de fetiches se alzará con el sostén de la Úrsula y nos escamoteará una página de nuestra historia, de la de tantos erotómanos precoces (hoy cincuentones virando a viejos verdes) que nunca nos destetamos del todo de aquellas ubres si no virtuosas, sí virtuales. El blanco sostén que sostuvo, a pesar del pecado, nuestra inocencia, ira a ese limbo inconcreto de sostenes donde aguardan la resurrección de la carne cuantos sostenes en el mundo han sido: el portentoso sujetador voladizo, con puente de suspensión, que el millonario e ingeniero aeronáutico Howard Hugues diseñó para lucimiento de Jane Russell en la película Los Foragidos (1957); el del primer bikini que ideó Réard en 1947, a poco de la explosión atómica del atolón Bikini (de donde la prenda tomó el nombre); el de la anónima muchacha barcelonesa que inspiró al Dúo Dinamico la canción Diez Mil Bikinis; los anónimos sostenes piscineros que inspiraron la guerra del bikini al obispo de Zaragoza; los conos de satén que entibaban las portentosas tetas de la cupletista Julita Fons en La Corte del Faraón y, ya metidos en egiptología, la “fascia pectoralis” con que Cleopatra levantaba sus encantos cuando salió de la alfombra para seducir a Julio César.

Nosotros, los que iluminamos nuestra juventud escasa con el relámpago pendular de Úrsula Andress, médulas que hemos gloriosamente ardido (otra vez Quevedo), andamos huérfanos y perdidos por este bosque lácteo, más lácteo aún que el que imaginó Dylan Thomas, en el que las monjitas de un convento de Benavente, se ganan el sustento fabricando bikinis.

(El Mundo - 2001)

Noticias

  • 08-05-2019
    El 14 de mayo saldrá a la venta La conquista de América contada para escépticos. En un alarde de estilo y maestría ya familiar para su gran público, Eslava Galán nos sumerge en la conquista de América y las apasionantes vidas de sus protagonistas.
  • 12-09-2018
    El próximo 25 de Octubre sale a la venta La familia del Prado. Libro conmemorativo del 200 aniversario del Museo del Prado con el inconfundible estilo ameno y riguroso de Eslava Galán.
  • 04-05-2018
    El 15 de Mayo sale a la venta la nueva obra divulgativa de Juan Eslava Una historia de toma pan y moja. Este libro compendia la historia de España a través de sus cocinas y despensas en edición de bolsillo.

Libros descatalogados