Columnas

Los Moros

Cuando todavía no era políticamente incorrecto llamar a las cosas por su nombre, el historiador Antonio García Bellido, escribió: moros son las gentes del norte de África. Los griegos llamaban ya moros (mauroi) a los habitantes de Marruecos.

García Bellido creía que las invasiones moras son un factor periódico de nuestra historia porque el estrecho de Gibraltar no fue nunca, ni será, un Estrecho que separe sino un camino que une y enlaza. Ese antiguo camino se ha convertido hoy en una autopista para pateras por la que llegan sucesivas oleadas de emigrantes.

¿Sabemos algo de los moros aparte de que su religión les prohibe comer cerdo y beber vino, los obliga a ayunar un mes al año y a rezar varias veces al día? Pocos saben que su Dios les exige que cumplan cinco mandamientos, o ibadat: oración, ayuno, limosna, peregrinación a la Meca y yihad, o guerra santa.

El Islam es ecuménico, o sea aspira a imponer su verdad en el mundo. Para estos efectos, el mundo se divide en islámico, o dar al-Islam, “la casa del Islam” y dar al-harb, o “casa en guerra”. “Esta casa en guerra pertenece, por derecho, al Islam al que la comunidad musulmana está obligada a incorporarla en cuanto las circunstancias lo permitan” –leemos en el manual de Martínez Díaz.

Eric Santoni es más explícito, si cabe: “El mundo contemporáneo se divide en tres partes: Dar al Islam (la casa del islam), Dar al harb (la casa en guerra) y un tercer territorio en el que los musulmanes son minoría y han establecido una especie de tregua con el entorno.”

Oriana Fallaci, por su parte, se atreve a decir lo que muchos piensan: que el Islam está invadiendo Europa “protegido por nuestras leyes complacientes, nuestro liberalismo, nuestro pietismo y nuestro miedo (…) Los quince millones de musulmanes que hoy viven en Europa son solamente los pioneros de futuras oleadas. Vendrán cada vez más, exigirán cada vez más. Negociar con ellos es imposible; razonar con ellos, impensable. Tratarlos con indulgencia o tolerancia, un suicidio. Y cualquiera que piense lo contrario es un pobre tonto (…) ¿Qué lógica tiene respetar a quien no nos respeta? ¿Qué dignidad tiene defender la cultura o presunta cultura de aquellos que desprecian la nuestra?”

Para muchos ese es el caso de España, claro. El Magreb exporta miseria a un vecino que tampoco está boyante. Una miseria que, si no fuera tan políticamente incorrecto, podríamos considerar el caballo de Troya de una cultura medieval, intolerante y agresiva. Los que desde esta orilla la favorecen aseguran que esos emigrantes “traen mundos”. Es cierto, traen mundos, pero entre esos mundos llegan algunos que creíamos superados, mundos que nos ha costado mucho esfuerzo superar.

¿Puede venir de África tanto daño como algunos temen? Si Europa necesita gente, que venga. Los españoles tenemos un compromiso con nuestros hermanos de Hispanoamérica (no hay más patria que la lengua). ¿Y los moros? Los moros tienen todo el derecho a buscarse una vida mejor, pero quizá fuera mejor, incluso para ellos, que vinieran como íbamos nosotros a Alemania: con un permiso de trabajo, con todas las garantías del trabajador, y con billete de regreso.

(La Razón - 0)

Noticias

  • 08-05-2019
    El 14 de mayo saldrá a la venta La conquista de América contada para escépticos. En un alarde de estilo y maestría ya familiar para su gran público, Eslava Galán nos sumerge en la conquista de América y las apasionantes vidas de sus protagonistas.
  • 12-09-2018
    El próximo 25 de Octubre sale a la venta La familia del Prado. Libro conmemorativo del 200 aniversario del Museo del Prado con el inconfundible estilo ameno y riguroso de Eslava Galán.
  • 04-05-2018
    El 15 de Mayo sale a la venta la nueva obra divulgativa de Juan Eslava Una historia de toma pan y moja. Este libro compendia la historia de España a través de sus cocinas y despensas en edición de bolsillo.

Libros descatalogados